asperger

Síndrome de Asperger

Hoy se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, y a la psicopedagoga de nuestro Centro de Especialidades, Lara Caamaño, le gustaría darle cabida en nuestro blog a este trastorno tan común pero tan desconocido para la sociedad en general, e incluso para muchos profesionales.

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que conlleva una alteración determinada en el procesamiento de la información. Las personas afectadas tienen una inteligencia normal y, en ocasiones, superior a la media.

Presentan un estilo cognitivo particular y frecuentemente, habilidades especiales en ciertas áreas.

Características

Este trastorno se manifiesta de diferente forma en cada individuo y cada persona cuenta con unas características personales, pero todas tienen en común:

  • Las dificultades para la interacción social, especialmente con personas de su misma edad.
  • Alteraciones de los patrones de comunicación no-verbal.
  • Intereses restringidos.
  • Inflexibilidad cognitiva y comportamental.
  • Dificultades para la abstracción de conceptos.
  • Coherencia central débil en beneficio del procesamiento de los detalles.
  • Una limitada gama de intereses.
  • Interpretación literal del lenguaje.
  • Dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación.
  • Dificultades en la interpretación de los sentimientos y emociones ajenos y propios, así como de las intenciones de las demás personas.
  • Fácil alteración por cambios en rutinas.
  • Sensibilidad a sonidos fuertes, colores, luces, olores o sabores.
  • Tendencia a balancearse o movimientos repetitivos.

Déficits

Los déficits sociales están presentes en ciertos aspectos del lenguaje tales como dificultades en el ritmo de conversación y frecuentemente alteración en la entonación, el volumen, el timbre de voz, etc. Asimismo, suelen ser disfuncionales los patrones de contacto ocular, gestual, etc, y en la mayoría de casos existen dificultades en la coordinación motora.

Clasificación

Hace unos años, se recogía el Síndrome de Asperger bajo la categoría de Trastorno Generalizado del Desarrollo, junto con el Autismo y otros trastornos. Pero actualmente existe una única clasificación en la que se encuadran ambos, el Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Por el momento, se considera que las semejanzas entre el Autismo y el síndrome de Asperger son suficientes como para incluirlos dentro del mismo «espectro» de desórdenes de desarrollo, siendo muy importante un diagnóstico
temprano y preciso.

¿Qué hacer?

Por todo esto, una adecuada identificación y atención temprana, un buen ambiente familiar, una adecuada respuesta educativa, una alta capacidad intelectual y de aprendizaje, son factores que predicen un mejor ajuste social, personal y emocional en la vida adulta.

Pide cita con Lara Caamaño, nuestra psicopedagoga en el teléfono 981258695, en Rúa Ponte, 5 de Carballo, o a través de este formulario de contacto. Ella te ayudará a identificar un caso de Asperger y trabajarlo para mejorar su calidad de vida.