sabañones

Sabañones, eritema pernio o perniosis

Una de las lesiones típicas de estas fechas invernales son los sabañones, también llamados eritema pernio, quizás una de las lesiones dérmicas de nuestros pies más conocidas. Porque con la llegada del frío, los cambios bruscos de temperatura afectan especialmente a nuestros pies. No es raro pasar del entorno frío del exterior a lugares calientes en los que muchas veces acercamos nuestros pies a fuentes de calor como estufas, braseros o chimeneas.

¿Qué son los sabañones?

El eritema pernio, también conocido como perniosis o sabañones, es una lesión localizada en la superficie de lapiel que viene acompañada de picor, manchas rojas, ampollas y cierto dolor. Suele originarse tras estar mucho tiempo en contacto con ambientes fríos o húmedos.

Sabañones se deriva de dos palabras del inglés antiguo «chill» (frío) y «blegen» (dolorido).

¿Por qué se producen los sabañones?

Con mayor frecuencia, los sabañones afecta la piel acral (pies, manos, orejas y nariz) y se produce principalmente como respuesta a condiciones frías y húmedas. Tras estar expuestos al frío, si sometemos los pies o las manos a un calor intenso se produce esta inflamación dolorosa, ya que este calor hace que se expandan los vasos sanguíneos que hay en nuestra piel y aparezca la lesión.

No se sabe por qué el frío es responsable del desarrollo de perniosis en unos individuos y en otros no. Sí se sabe que los sabañones pueden verse como un trastorno aislado en un individuo por otra parte sano, o bien en el contexto de diversas enfermedades, como la anorexia nerviosa, el lupus eritematoso o diversas neoplasias hematológicas, entre otras.

Existen determinados grupos de personas que, por sus características fisiológicas, son más vulnerables como los niños, las mujeres y los ancianos. Además existen diversos factores que incrementan el riesgo de tener sabañones.

Factores:

Sexo y peso: El sexo y el peso son factores que afectan. Por ejemplo, las mujeres tienen más probabilidad de padecer sabañones que los niños y los hombres, al igual que las personas que tienen un peso menor que el que deberían.

Mala circulación de la sangre: Aquellas personas que tienen una mala circulación son más sensibles a los cambios de temperatura por lo que es más probable que puedan tener esta lesión.

Alteraciones en el sistema conectivo: Un factor de riesgo son las alteraciones del sistema conectivo, como, por ejemplo, sufrir artritis reumatoide, vasculitis o crioglobulinemia.

Enfermedad de Raynaud: Es un trastorno de los vasos sanguíneos, los cuales se estrechan cuando la persona siente frío o estrés, y afecta a los dedos de los pies y de las manos. Las personas que tienen este problema tienen mayor posibilidad de sufrir sabañones.

Prevención:

Para prevenir la aparición de sabañones en los pies, hay que hacer hincapié en los siguientes puntos:

– Apuesta por calzado impermeable para evitar el contacto de la lluvia o nieve con nuestros pies.

– Utiliza ropa aislante adecuada como los calcetines de algodón o lana.

– Realiza ejercicio físico con regularidad.

– Sigue una dieta rica en alimentos con vitamina A, C y D.

– Aplica cremas hidratantes específicas.

Y evita:

– Exposición prolongada al frío o a ambientes muy húmedos.

– Ropa que deje expuesta la piel al frío.

– Manoletinasmedias muy finas o salir a la calle sin calcetines.

– El tabaco, ya que la nicotina amplifica la respuesta vasoconstrictora al frío.

– Exponer las manos o pies directamente a fuentes de calor como la estufa o el radiador ya que los cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de lesión.

Tratamiento:

Para evitar esta lesión, además de tener en cuenta los consejos anteriores, realizar un buen diagnóstico siempre es fundamental. Por ello, es recomendable acudir a tu podóloga si te afecta mayoritariamente a los pies, ya que es la especialista que sabrá qué tratamiento es el más adecuado para estas lesiones. Pide cita con Mª Isabel Muñoz en nuestro Centro, a través de nuestro formulario de contacto, teléfono 981258695 o acudiendo directamente a nuestras instalaciones en rúa Ponte, 5, de Carballo.