disfonía espasmódica

Día de la Disfonía Espasmódica

Hoy, 19 de septiembre, se celebra el Día de la Disfonía Espasmódica.

Se trata de un trastorno de la voz que afecta a los músculos de la laringe. Se caracteriza por contracciones involuntarias en la musculatura de las cuerdas vocales, que producen espasmos en las mismas y, como consecuencia, se produce una voz quebrada, o entrecortada; en ocasiones ronca y tensa durante los espasmos.

Según la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) esta disfonía afecta a 3-4 personas por cada 100.000 habitantes. Se calcula que en España puede haber más de 5.000 pacientes, el 80% mujeres.

Existen dos tipos de disfonía espasmódica:

En aducción y en abducción, siendo más común la primera (90% de los casos). Este tipo se caracteriza por la producción de espasmos, produciéndose así una voz ahogada y entrecortada. En casos más severos, la persona ve limitada su capacidad de hablar.

Rosana Coll (Fonoaudióloga y miembro del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid) aconseja que, ante la aparición de dificultades en el habla, en la voz y en la fluidez se acuda a un especialista otorrinolaringólogo y a un logopeda. Son estos profesionales los encargados de diagnosticar este tipo de trastornos.

La disfonía espasmódica no tiene cura definitiva, aunque un diagnóstico precoz puede conseguir una mayor efectividad en los tratamientos.

En la actualidad, el tratamiento más recomendable es la combinación entre el otorrinolaringólogo y el logopeda. El médico realiza una inyección de toxina botulínica que permite el bloqueo neuromuscular y la relajación de la musculatura faríngea. Nuestro equipo de logopedas, tienen la formación y experiencia necesarias para realizar la rehabilitación logopédica, cuyo objetivo relajar la musculatura implicada y mejorar la coordinación fonorrespiratoria para así favorecer la inteligibilidad del habla y el patrón articulatorio.

Consulta con nuestros profesionales cómo conseguir una mayor calidad de vida.